Comunicado público de Medio Libre Feminista La Zarzamora ante agresiones sufridas durante marcha 9M en Concepción.

Jueves 12 de Marzo 2020. Concepción.

Medio Libre La Zarzamora es una plataforma digital, conformada por lesbianas, no binaries y mujeres feministas, que desde hace 2 años genera información noticiosa desde una perspectiva feminista AUTÓNOMA, ANTIESPECISTA, ANTIHEGEMÓNICA Y TERRITORIAL.

Como medio libre nos financiamos de manera autogestionada, es decir no recurrimos a ningún tipo de financiamiento ni estatal ni asistencialista, tomando nosotræs mismæs la responsabilidad de financiar nuestro trabajo.

De esta manera, hemos acompañado el proceso del feminismo territorial del Bío Bío, así como también en la actualidad en Temuco, donde hemos visibilizado hechos noticiosos que en este territorio son manipulados o invisibilizados por los medios hegemónicos del poder.

Como medio feminista autónomo y subversivo hemos generado una linea editorial basada en el cuidado y resguardo de todas y todes quienes protagonizan nuestras síntesis noticiosas y registros.

Es por todo esto que junto con agradecer a quienes constantemente valoran y comparten nuestro trabajo,
manifestamos NUESTRO ABSOLUTO REPUDIO a la agresión vivida por une de nuestres compañeres no binarie, en la marcha de este lunes 9 de Marzo en Concepción, quien mientras se encontraba registrando pasajes de la marcha (sin que existiese ninguna situación de riesgo) fue atacade por varias mujeres que taparon su cámara, insultaron e incluso le agredieron con un paraguas.

Este hecho nos duele y nos enrabia, primeramente porque delata el desconocimiento de la labor de nuestro medio, considerando que nuestre compañere portó en todo momento su credencial.

En segundo lugar, por que Zarzamora es un medio de lesbianas, no binaries y mujeres, que hemos decidido y defendido el trabajar con absoluta independencia de cualquier participación o asistencia de hombresheterocis.

Y en tercer lugar porque quienes componemos el equipo también formamos parte de las colectivas y asambleas feministas del territorio.

Como medio libre llevamos tiempo proponiendo la necesidad de generar nuestros propios registros desde nuestras propias perspectivas y territorios, como otra forma de desarrollar la autonomía feminista al margen de la verdad que impone la prensa burguesa y la mirada alternativa de los machos de la izquierda, sin embargo, la elección de los medios hegemónicos y de hombres heterocis, por sobre los nuestros, incluso de parte del mundo feminista sigue siendo una constante.

Hacemos un llamado a todas y todes nuestres compañeras y compañeres feministas, lesbianas, mujeres, no binaries, trans y corporalidades no hegemónicas, a valorar la comunicación feminista, a reconocer e identificar nuestra credencial y a confiar en nuestro medio, con la certeza de que pueden acercase a nosotras y nosotres si existiese algún riesgo o incomodidad para su persona al aparecer o ser nombradae en algún registro ya que siempre tenemos los cuidados pertinentes.

Hasta hoy, esta ha sido la única agresión en ejercicio que hemos sufrido en contexto feminista, y lo asociamos al desconocimiento de nuestro medio, así como también a la estereotipación de las corporalidades socialmente aceptadas.

Hacemos un llamado a conocer e informarse sobre la existencia y expresión de las corporalidades disidentes y a diferenciarlas tajantemente de los hombres heterocis, ya que no existe relación alguna con los repudiables privilegios de estos.

Por último, esperamos que esto haya sido una confusión y no un ataque de odio contra nuestre compañere no binarie, quien consideramos importante mencionar, ha sido parte del feminismo y la disidencia territorial en los últimos años y que ha transitado al no binarismo, con nuestro absoluto apoyo y respaldo como equipa feminista.

Atentamente
Equipo de Medio Libre La Zarzamora
Concepción-Temuco

🔴Este es nuestro distintivo‼

A continuación adjuntamos el relato de nuestre compañere agredide.

El lunes 9 de marzo, en el contexto de la marcha feminista en conmemoración del día internacional de la mujer (8M) en Concepción, andaba grabando, sacando fotos y transmitiendo para este medio, junto a otras 2 compas.

Llegué a paicarreras, saludé a amigaes, y esperé a que empezará la marcha (adelante, junto a las antorchas) Como siempre, llevaba mi identificación a la vista (donde sale el logo y nombre del medio, mi nombre, y en grande dice «prensa»).

La marcha empezó y avanzó unas cuadras por Av. Carreras, corrí y me subí a la banca de un paradero a grabar (en él ya habían otras 2 cabras haciendo lo mismo). Mientras lo hacía, pasó una persona-mujer corriendo junto al paradero y grita «deja de grabar», yo, sorprendide miro a las cabras que estaban grabando a mis costados, que también me miraron de la misma forma. En ese instante , ningunx de nosotris supo a quién se refería, porque no habían machos ni hombres en el paradero.

Después de un rato de andar grabando y transmitiendo por carreras, escucho que alguien grita desde muy cerca «andatee, andatee, deja de grabar«, me doy vuelta y veo a un grupo de mujeres mirándome, ahí supe inmediatamente que me gritaban a mí. Me sentí conmocionade y confuse, asi que decidí moverme rápidamente, y seguir haciendo mi pega, sin dejar que eso me afectara tanto. Después, la marcha  avanzó por O’higgins, me detuve entre Anibal Pinto y Colocolo aprox, y me puse a transmitir  en vivo  desde nuestra página de facebook (cabe recalcar que sólo eran personas caminando a quienes grababa), cuando de la nada se me acerca rápidamente una mujer joven, con un brazo levantado, y me tapa la cámara, intentando bajarmela. Me mantuve firme y seguí grabando hacia el mismo costado, pero le pregunté qué onda, un poco molestx. Ella se disculpo mientras caminaba rápidamente. Dije que fue un «percance» en la transmisión en vivo y corté, porque una sensación de pena y rabia pasaba por mi cuerpo.

Avancé de nuevo casi corriendo, porque me sentí agredide, y llegué hasta la esquina de tribunales. Pensé en sobreponerme a la situación y seguir haciendo mi pega. Saqué el celu y empecé a hacer un video corto de una perfo-baile que justo iba pasando por ahí (para luego hacer un video de toda la marcha y compartirlo por la pag).

Alcancé a grabar unos segundos, hasta que una mujer me apunta muy cerca con un paraguas y lo abre directamente a mi cara, yo sorprendide me fui hacia atrás, sin dejar de grabar, e inmediatamente me moví para poder seguir haciendolo, pero esta persona movía el paraguas hacia los lados, impidiéndomelo.

Esta situación me molestó, asi que dejé de grabar, moví su paraguas, y le pregunté por qué había hecho eso, mirando también a las mujeres que la acompañaban y mostrándoles mi credencial (que en todo momento estuvo a la vista), casi todas se sorprendieron, y la mujer del paraguas se «disculpó» avanzando rápidamente, tal como lo hicieron las personas anteriores.

Ésta última situación, sumada a las anteriores, me generó gran malestar emocional. No sabía qué hacer, si irme de la marcha, salir corriendo o seguir grabando. Justo cerca mío estaba una amiga, me acerqué a ella, le pedí un abrazo y me puse a llorar, luego le conté lo que me había pasado. Su contención me dio un poco de tranquilidad  para poder avanzar. Ahí llamé a una de mis compas de la Zarzamora, y le conté un poco de lo ocurrido, así que decidimos juntarnos y conversar. Luego de eso, nos encontramos con más amigaes y también les conté lo ocurrido, todaes me dieron apañe y contención, lo que agradezco mucho.

Y como si no fuera poco, más tarde (ya de noche) un grupo de mujeres le empezaron a gritar que se fueran a unxs cabrxs trans que estaban más allá en la vereda (que andaban con la bandera trans), al percatarme de esto, me acerco a las mujeres y les digo que ellxs son personas trans, y que na que ver lo que están haciendo, ellas me miraron un momento y me dijeron «si le gritamos al otro, al de polera de fútbol» (mientras seguían gritandoles), yo vuelvo a mirar hacia donde estaban lxs chikis trans, y veo a lxs cabrxs asustadxs y/o incómodxs mirando hacia donde estábamos. En ese momento, les volví a decir que eran personas trans, que les conocía de antes. En eso, algunas siguieron gritándoles y otras preguntaban «¿en serio son trans?» «Si parecen hombres» «ya, y como tan buena la transición? » entre otras cosas, yo molestx, les volví a decir que eran trans, que dejaran de hacerlo. Ahí el grupo se dispersó y dejaron de gritarles.


Toda esta situación, me genera mucha pena y rabia, porque me sentí agredide, y también vi cómo agredian (con gritos, con miradas, con lejanías) a otres en la marcha, a personas con otras corporalidades (no binaries, trans, marikas, lesbianas, camionas, travestis), que si bien no son (somos) somos mujerescis, también hemos sido y vivimos violentades por el CIStema patriarcal, y tenemos el mismo derecho a manifestarnos en el espacio público (pensando que como era una marcha del 8M sería un espacio más «piola» – pero nunca seguro para nosotres), y ni siquiera pasó eso que mal dijeron algunas personas sobre que «nosotres (lxs no mujerescis) queremos callar la voz de la mujer y opacar su día, etc etc» , porque el pequeño grupo de personas disidentes que fueron (fuimos) a la marcha, estuvieron en todo momento casi al final, «apartades», entendiendo el significado de la marcha y el por qué de la conmemoración del día, como también por miedo a ser agredides por personas transexcluyentes.

Yo, como persona no binarie, disidente, antiespecista y feminista (activo desde hace años en este territorio) estoy cansade de la transexclusión y agresión hacia personas que no se identifican como mujeres, esto debe terminar ahora ya, porque a nosotres no sólo nos violentan los machos, los pacos, el sistema binario, sino que ahora también somos violentades por mujeres, y eso a mí en particular me duele aún más, ya que une espera más empatia proveniente de alguien que también es violentada por su sola existencia.

Nosotras y nosotres, queremos poder asistir a espacios sin tener miedo a que nos echen, nos miren feo, nos digan cosas hirientes, nos violenten. Hago una invitación a repensar y deconstruir ideas y sentipensares, para así no seguir agrediendo a otrxs sólo por ser diferentes y expresarse de otras formas.

Nosotrxs no somos machos (como algunas piensan) somos disidencias activas y politizadas, nos organizamos, existimos, seguimos y seguiremos resistiendo ante toda opresión del heteroCistemapatriarcal.

Kasu