9 DE JULIO DÍA DE LA VISIBILIDAD LÉSBICA EN $HILE

Por: La Zarzamora

Hoy conmemoramos en $hile el día de la visibilidad lésbica, para recordar dos hechos que fueron determinantes en la historia de las lesbianas en este territorio. Por una parte la herida abierta del asesinato impune, de la escultora y artista lesbiana Mónica Briones Puccio, ocurrido a pasos de Plaza Dignidad, en la esquina de Irene Morales con calle Merced, el año 1984 en Santiago. Y por otra parte, la potencia del nacimiento de la primera colectiva de lesbianas en $hile: Colectivo Ayuquelén, creada el año 1983, en plena dictadura cívico militar para sacar del silencio las voces de las lesbianas que resistieron aquellos brutales años.

En nuestra historia lésbica, la muerte empujó a la vida, fue así como la terrible partida de Mónica Briones, se convierte en un hecho determinante para la reactivación de Ayuquelén, que luego de este hecho se fortalece y cohesiona, surgiendo con toda la rebeldía lesbiana a luchar contra la dictadura y sus convenciones morales.

Mónica Briones era una pintora y escultora abiertamente lesbiana, en una época en que el lesbianismo era masivamente psiquiatrizado, y así le había sucedido a ella. El día 9 de julio del año 1984, Mónica había estado celebrando su cumpleaños número 34 en el bar Jaque Matte, ubicado en el sector del Parque Forestal, en Santiago. Pero algo truncaría todo, en la madrugada mientras esperaba locomoción junto a una amiga en un paradero de micros, fué atacada por un hombre que vestía con ropas militares. Durante el ataque, el agresor hizo alusión a la existencia lesbiana de la joven artista.

Aquella noche Mónica fue brutalmente golpeada en su cabeza, hasta fallecer finalmente por un traumatismo encéfalo craneano. El crimen de Mónica, es reconocido como el primer crimen de lesboodio documentado en el país y terriblemente fue cerrado sin culpables, el año 1993.

En diciembre de 1983, casi un año antes se formaba Ayuquelén un colectivo de lesbianas creado por Susana Peña, Cecilia Riquelme y Lilian Inostroza. Ayuquelen provenía de reflexiones críticas que convergen en el taller sobre lesbianismo del II Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (EFLAC), realizado en Lima. En este taller las lesbianas reconocen su invisibilización en el feminismo y la necesidad de organizarse entre sí, por lo que un grupo de lesbianas chilenas deside articularse autónomamente para posteriormente convertirse en la primera organización lesbiana feminista del país, tensionando la calle y el movimiento social, en el contexto dictatorial.

En el año 1987 Ayuquelén hace su primera aparición pública en una entrevista realizada por revista APSI, en la cual expresaban:

“El lesbianismo es un asunto político. La sociedad siempre ha dicho que lo privado no es político, en el sentido de que cualquier cosa que ocurra en el ámbito de lo cotidiano, que es el ámbito de la mujer, no implica cambio social. Nosotras, como lesbianas que asumimos una opción de vida distinta, hacemos el cambio político”.

Ayuquelén.

Ayuquelén instala el discurso y la práctica de un lesbianismo feminista político activo y tensionante.

Hoy, día de la visibilidad lésbica 2022, hacemos memoria y reconocemos en la historia lésbiana la valentía de existir y de romper constantemente con los paradigmas del poder. Esta historia, nos sitúa en un antagonismo a las lógicas de ese poder y sus estructuras económicas, políticas y sociales. La visibilización del potencial rupturista y transformador del lesbianismo generada por Ayuquelén, es el inicio de un nuevo ciclo de la existencia lésbica en este territorio.

En este recorrido las organizaciones lesbicas han continuado visibilizando la existencia pero también los crímenes de lesboodio que continúan ocurriendo con la complicidad del poder judicial y de una sociedad heteronormada. La pérdida de Nicole Saavedra, María Pía Castro, Anna Cook, Susana Sanhueza y tantas más, nos mantiene en movilización constante, con respuestas medias o la absoluta indiferencia del poder judicial. Por esto, por qué tenemos un mundo por crear, muertas que vengar y vidas lésbicas que proteger de la violencia patriarcal lesboodiante, hoy más que nunca hacemos memoria territorial, para confluir en un presente que nos llama a la rearticulación para continuar luchando.

“Y fue tan sorpresivo ver en esos años de dictadura el rayado lésbico amoroso del grupo Ayuquelén. Casi impensable imaginarlas bravas, feministas y combativas dando la pelea, en ese tiempo de concentraciones en el Parque O’Higgins, donde sus graffitis tenían el leve desenfado de la militancia sexual que dibujaba corazones partidos de mujer a mujer”.

Pedro Lemebel describiendo a las amazonas, como llamaba a Ayuquelén.

A continuación compartimos un poema de la escritora lesbiana, Amanda Varin¹.

NUEVE DE JULIO

Las cimas amenazan abismo
simientes derramadas entre asfalto y bota
por abrir las fauces del miedo.
Un rostro en la punta de la lengua.
Los toros de tu mente
me rodean inquietos
embisten al aire.
Fiel al signo que te nombra
sin súplica en las maldiciones finales.
Eres cruz de hueso y sangre
brote en nuestras palmas
el cuerpo por vengar.
La cordillera voltea el rostro
sobre su hombro de nieve
nostalgia de su dorso glacial
desliza su aliento.
Entre los fragmentos de tu cráneo
sopla tus cenizas al este
y transmutas agua salada,
recién parida
silueta de espuma
tromba de marina
esculpiendo el fuego de todas.

¹ Amanda Varín, poeta y editora lesbiana visible de Concepción.

Fuentes:

¹ Discursos sobre la homosexualidad en Chile (1875-1999). Memoria Chilena.

² Disidencia sexual y organización: La Colectiva Lésbica Ayuquelén. Conectados con la memoria (2020)

³ Homicidio de Mónica Briones: primer caso documentado de un crimen de odio en Chile. Radio Universidad de Chile. (2019)

³ Periódica La Espora. Concepción (2019).