La Huelga de Hambre de Werken Carolina Marileo en la cárcel de Angol

Por: La Zarzamora

El lunes 22 de noviembre la werken de la comunidad Boyen Mapu, Carolina Marileo, quien se encuentra en prisión en la cárcel de Angol, decidió poner el cuerpo como trinchera y comenzar una Huelga de Hambre líquida con la finalidad de que se cumplan sus exigencias, las cuales responden a su derecho internacional como mujer mapuche.

En un comunicado emitido por la comunidad Boyen Mapu se expone el petitorio y objetivo de la Huelga:

  • Alimentación propia acorde a las costumbres mapuche y su preparación.
  • Módulo distinto al resto de la población por no coincidir en pensamiento ni forma de actuar de acuerdo a las tradiciones mapuche. Un lugar donde pueda realizar ceremonia de forma tranquila.
  • Visita extendida de 10 a 16 horas 2 veces por semana.
  • Visita de familiares y amigos dentro de la sección femenina.

La werken que lleva 3 meses en prisión preventiva en la sección femenina de la cárcel de Angol, inicia la medida tras no ser escuchada por el alcaide del CDP de Angol Rafael Rojas Cid, ni por el director regional de Gendarmería Diter Villarroel. Durante el desarrollo de la movilización, recién se logra una reunión con este último, llevada a cabo el pasado 3 de diciembre, en la cual participa la werken junto a presos comunes mapuche, quienes llevaban 30 días en huelga de hambre exigiendo también un módulo propio y mejoras carcelarias. Sin embargo la lamngen Carolina Marileo, no recibió solución a su actual situación dentro de la cárcel, que vulnera su libre ejercicio de la cultura como mujer mapuche, por lo cual siguió con la medida.

La werken ya ha perdido una cantidad importante de peso, encontrándose actualmente en los 59 kilos y avanzan en ella los efectos de la huelga de hambre, que exige cuestiones mínimas establecidas en los tratados internacionales suscritos por $hile. Es fundamental visibilizar su situación y seguir diariamente su movilización.

Un comentario en «La Huelga de Hambre de Werken Carolina Marileo en la cárcel de Angol»

Deja una respuesta