Siguen los crímenes de odio: Ignacia Palma mujer trans asesinada y quemada por grupo de machos

Por: La Zarzamora

El pasado martes 2 de agosto, un grupo de hombres atacó cruelmente a la joven mujer trans Ignacia Palma, de 26 años de edad, en  la ciudad de Valparaíso. El terrible crimen de odio, ocurrió en Avenida Errázuriz con Simón Bolívar, a un costado de la linea férrea, lugar donde fue encontrada aún con vida por bomberos, sin embargo falleció a los pocos minutos luego de ser trasladada al Hospital Carlos Van Buren.

Ignacia iba a cumplir 27 años el próximo 13 de agosto, pero el trans odio truncó su vida. A pocos días de su cumpleaños, fué atacada por un grupo de hombres que la apuñalaron, afixiaron y prendieron fuego, para posteriormente dejarla agonizante abandonada a metros de la estación Francia del metro de Valparaíso.

Ignacia terminó con el 100% de su cuerpo quemado, en un crimen de odio que deja en evidencia los niveles de violencia con los que hombres heterosexuales odiantes, atacan a las corporalidades disidentes. El repudiable asesinato despertó inmediatas reacciones en la comunidad disidente y colectividades feministas que se manifestaron en ciudades como Temuco, lugar en donde se reunieron decenas de personas a modo de protesta, en la plaza de armas de la ciudad. De igual forma, en Concepción se realizó una velatón convocada por Colectiva Transforma en la plaza de los Tribunales de in Justicia.

La mujer vivía con su madre en situación de calle, lo que también nos emplaza a observar y actuar ante la realidad de cientas de mujeres trans que viven en la precariedad absoluta en una sociedad marcada por la heterosexualidad obligatoria y el odio hacia todo lo que rompa con ella.

Organizaciones ya se encuentran estudiando acciones legales pertinentes para la gravedad de este hecho.

Como Zarzamora, manifestamos nuestros absoluto repudio a este brutal ataque de odio, así mismo proponemos dejar las prácticas reaccionarias y de actuar cuando los crímenes de odio ya están ejecutados. Invitamos a luchar por nuestra autodefensa y a organizarla.-