Gobierno agiliza licitación de Proyecto Embalse Punilla: comunidad rechaza visita de alrededor de 18 empresas que buscan la relicitación

Por: La Zarzamora/Portada: @sanfabistan

No al Embalse Punilla- El gobierno apura la licitación por el Proyecto Embalse punilla pese a sus irregularidades y los daños ya generados al territorio y su comunidad, frente a lo que vecinxs y organizaciones afines se manifiestan en defensa del Rio Ñuble.

Durante esta semana comenzaron a reunirse nuevamente el MOP, las autoridades titulares de dicho proyecto y las distintas empresas que intentan licitar la consesión para continuar la construcción del embalse Punilla en la comuna de San Fabián de Alico, Región del Ñuble.

Este miércoles 9 de Marzo, 18 empresas se reunieron en el sector La Punilla, con la intención de relicitar este megaproyecto extractivista, pese a las demandas por daños medioambientales y hacia la comunidad afectada durante los violentos desalojos de fines de 2018. Cabe destacar que esta Relicitación anunciada por Piñera a finales del año pasado, continúa de manera ilegal ya que su Resolución de Calificación Ambiental no ha sido actualizada desde el 2010.

Recordemos que el Embalse Punilla es un megaproyecto extractivista  que prentende inundar y destuir más de 1.700 hectáreas, de las cuales más de 1.200 son de bosque nativo, territorio ancestral alimentado por el rio ñuble, el río los Sauces, El roble y miles de vertientes y esteros en los que habitan y se nutren distintas especies nativas, incluso algunas en peligro de extinción como el huemúl. Es un territorio declarado como Reserva Mundial de la Biósfera por la UNESCO, por la diversidad de especies que existen en el denominado corredor Lagunas de Laja – Nevados de Chillán, en la Provincia del Ñuble.

Pese a esto, en el 2010 fue aprobada por el servicio de evaluación ambiental la construcción de dicho embalse, un proyecto multipropósito que según sus titulares brindaría riego para más de 70.000 hectáreas de la región, generaría energía eléctrica y favorecería el turismo. 

Desde su aprobación hasta el día de hoy, el proceso de  construcción de este proyecto han sido puras negligencias y daños hacia el territorio y las comunidades que lo habitan, según lo que denuncian vecinxs afectadxs y organizaciones afines, bajo el discurso de favorecer la agricultura de la región afectada por la sequía.

El 2013 se iniciaron los procesos de expropiación de los territorios que comprenden el espacio donde se realizaría el embalse, y de las mas de 80 familias que residían en él. El MOP debía implementar un Plan de Desarrollo Social que les garantizara a estas familias poder relocalizarze y continuar con su estilo de vida, de las cuales la mayoria se dedicaban a la crianza de animales. Dicho plan, según la Resolución de calificación ambiental, debía ser actualizado antes del comienzo de la obra, lo cual se incumplió, segun lo que alegaba Ricardo Frez, abogado  de la ONG Defensa Ambiental, representante de las familias afectadas.

Mas de 10 familias no aceptaron el PDS ofrecido por faltas de garantías, y el MOP y Astaldi, que desde el 2016, se hizo cargo de la conseción del proyecto, autorizaron una violenta represión y desalojo con las fuerzas especiales de dichxs vecinxs en Octubre de 2018, dejandolxs en la calle y secuestrando lxs animalites que criaban, impidiendoles el paso a sus terrenos y demoliéndoles sus casas.

Lxs vecinxs que se movilizaron con distintas organizaciones afines y autoconvocadxs, presentaron una demanda ante el Tercer Tribunal de Valdivia, en contra de la Sociedad concesionaria Aguas de Punilla (SCAP, Astaldi) y el MOP por los incumplimientos a la resolución de calificación ambiental y por el daño ambiental y psicosocial generado hacia el territorio y su comunidad por dichas partes. Sin embargo, en abril de 2020, el mencionado Tribunal rechaza esta petición, alegando que no habría pruebas para demostrar el daño generado, como así también fue ignorado, por parte de las autoridades, el recurso de reclamación que interpusieron lxs vecinxs de la zona en julio del año anterior, bucando la anulación del proyecto » Líneas de alta tensión Punilla-San Fabián», un tendido de alta tensión que recorrería de manera paralela el Rió Ñuble y la ruta N-31, que sería construido junto con el embalse, lo que significa un daño absoluto para el bosque nativo y las distintas especies que coexisten en el, lo cual tampoco fue contemplado por la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región del Bío-bío, que a pesar de las denuncias, en agosto del 2020 aprobó  la evaluación ambiental de dicho proyecto.

Luego de que la empresa Astaldi sufra un quiebre financiero, más la advertencia de un error abismal del MOP en el cálculo de la capacidad de almacenamiento del embalse, que sería mucho menor a la acordada, sumado a la demanda por incumplimiento de contrato por parte de la empresa, en 2019 el MOP decide poner fin al contrato con dicha empresa ante la comisión arbitral, quedando a la espera este proceso por la situación sanitaria.

Finalmente, el 9 de octubre de 2021, el gobiero confirma el fin de contrato con Astaldi, quien recibiría aproximadamente 18 millones de dólares por el término anticipado de la concesión, y se retirarían del territorio, dejando abandonadxs lxs animales que tenian bajo su responsabilidad, por casi una semana.

Pese a todas las controversias, irregularidades, ilegalidades y daños que ha causado la construcción del embalse el Gobierno decidió relicitar el proyecto para que otra empresa continue su construcción, a fines del 2021.

Durante esta mañana se reunieron con el MOP los representantes de alrededor de 18 empresas que intentan licitar la concesión del embalse punilla en la sede de la Junta de Vigilancia del Rio Ñuble, quienes además tenían la intención de ralizar una visita técnica al sector de la Punilla, pero se encontraron con el rechazo de la comunidad, quienes se manifestaron de manera pacifica en contra del embalse.

NO AL EMBALSE PUNILLA.
BASTA DE EXTRACTIVISMO.
AGUAS y BOSQUES LIBRES.

Deja una respuesta