CENTRO DE RESCATE DE PRIMATES CONFIRMA QUE SAG ENTREGA ANIMALES INCAUTADOS A ZOOLÓGICOS

Por: La Zarzamora

Tras los últimos descubrimientos de monos en cautividad dentro de casas y con graves maltratos, el SAG, (Servicio Agrícola y Ganadero) encargado de la incautación y derivación de los animales a centros de rehabilitación, estaría entregando las incautaciones de animales a zoológicos, en una repudiable negligencia que empeora el grave estado de las víctimas del tráfico animal. Así lo pudimos comprobar en conversaciones con el Centro de Rehabilitación y Rescate de Primates de Peñaflor, que se mantiene alerta ante el destino de los últimos monos que debieron llegar a ser rehabilitados a este centro.

El tráfico de animales exóticos ha tenido un triste auge durante los últimos años, especialmente en ciudades del norte de $hile como Arica, Iquique y Antofagasta, en las cuales se mueven mafias que secuestran y transportan animales, desde zonas preferiblemente selváticas, para comercializarlos. Las especies más afectadas siguen siendo los primates, es así como monos ardilla y capuchino se han mantenido como blanco de estos explotadores.

La entrega de animales incautados se suma al descontento de múltiples organizaciones animalistas ante la complicidad del SAG con la industria especista, un hecho que fue confirmado por Elba Muñoz, fundadora del Centro de Primates de Peñaflor, quien en conversaciones con La Zarzamora explicó la situación actual de estos animales y también nos cuenta parte de su historia como espacio de rehabilitación y rescate.

«Este año supimos que había tráfico en el norte. Se empezaron a vender monos ardillas y capuchino en Arica, Antofagasta, Iquique y en Santiago. Aparecían por redes sociales personas vendiendo monos y sospechábamos que eran las mismas personas»

Elba Muñoz. Fundadora del Centro de Rehabilitación de Primates de Peñaflor.

Elba sostiene que de inmediato informaron a la PDI con sus contactos en la zona, logrando que se comenzara a trabajar el tema y posteriormente concretar el decomiso de los monos. «Me enteré por la prensa que los monos fueron enviados a zoológicos. Yo hice una carta al SAG central preguntando el por qué, si en los ’90 con el SAG y junto a todas las organizaciones de la epoca, se determinó que si se decomisa un simio, tiene que ir al centro de primates». Este acuerdo se realizó en base a la convención CITES, que regula el comercio de las especies en peligro de extinción firmado por $hile en los años 70. 

Centro de Rehabilitación de Primates de Peñaflor

Elba plantea que esta desición arbitraria es absolutamente perjudicial para los monos rescatados y recuerda la historia de una monita bebé incautada en Iquique que termina terriblemente maltratada por haber sido trasladada bajo la desición del SAG a un zoológico:

«Hace años atrás en un decomiso que hubo en Iquique una veterinaria del SAG, que curiosamente era veterinaria del zoológico de Iquique, determinó que lo mejor para una monito ardilla pequeño de 4 meses era un zoológico y sólo enviaron a los monos adultos al centro de rehabilitación, al bebé lo evieron al zoológico de Iquique. En el zoológico de Iquique, fue atacado 3 veces por otros de su misma especie. Primero perdió una mano, después fue amputada hasta el codo y por último fue amputada hasta el hombro y perdió parte de la cola. Finalmente en vista del daño grave el Sag decide entregarla finalmente al centro».

Elba Muñoz. Fundadora del Centro de Rehabilitación de Primates de Peñaflor.

Este hecho dejó en evidencia que las malas desiciones de un funcionario o funcionaria del SAG pueden destruir aún más la vida de los animales víctimas del tráfico. Pone en tela de juicio la confiabilidad en el SAG, que en innumerables ocasiones ha actuado en defensa de los zoológicos, negando maltratos, como lo hizo en el informe sobre el Zoo de Nonguén.

El mantener dentro de sus funcionarios a profesionales ligados a estos centros de exterminio y, en este caso específico, entregando animales incautados a estos mismos, se hace inaceptable y se suma a graves hechos que han involucrado a la institución, tal como fue el caso del zorro gris que en junio de este año, estando bajo custodia de esa institución, fue entregado por el funcionario del SAG Región de La Araucanía, Claudio Bragado, (actualmente destituido) para ser perseguido y devorado por 3 perros de caza en un fundo de Villa Rica.

El Centro de Rehabilitación y Rescate de Primates

«Nuestro centro es el único reconocido como centro de rescate y rehabilitación de primates, tenemos el reconocimiento del SAG desde el año 1996 hace bastantes años», nos afirma Elba. «En nuestro centro los monos se rehabilitan, en el fondo lo rehabilitan los mismos monos, nosotros formamos un grupo social, después de hacer un estudio. El mono es incertado en ese grupo y el vive su vida ahi. Hemos trasladado a África a dos chimpancés: a Eusebio que era un chimpancé del zoológico nacional y a Toto que era un chimpancé de un circo».

Elba sostiene que han dedicado su vida como familia a rehabilitar primates. Todo comenzó hace años cuando su marido se encontró en la calle con un niño que pretendía vender un mono a un circo, esto luego que la familia del niño cerrara una mascoteria. «Su mamá que estaba embarazada tenía miedo que cuando naciera la guagua el mono la atacara», esto sucedió el año 1994.

«Ese monito lo tomamos como un embajador de su especie que vino a decirnos cuánto sufrían los animales al ser asesinada su madre, al ser traídos a un lugar inhóspito para ellos, que no se condecía en nada con el mundo donde ellos querían vivir, y eso nos motivó a preocuparnos de esta especie y a hacer algo».

Elba Muñoz. Fundadora del Centro de Rehabilitación de Primates de Peñaflor.

El Centro de Rehabilitación de Primates de Peñaflor, ha sido constantemente reconocido por su labor, incluso fue visitado por la primatóloga Jane Goodall, primera mujer en formarse como tal y la primera en reportar el uso y confección de herramientas por chimpancés, el año 1960.

Jane Goodall en el Centro de Rehabilitación de Primates de Peñaflor.

Elba lo recuerda esta visita como uno de los hitos que más ha marcado la historia del centro: «Ella en una carta me pone que hemos creado un paraíso para monos cautivos entonces yo encuentro muy triste que el sag no considere eso a la hora de determinar el destino de un animal»

Ya al finalizar esta entrevista, Elba conmovida con el incierto futuro de estos animales, agrega: «Me da una tristeza profunda pensar que la vida que pueda llevar un mono en cautiverio en Chile, depende exclusivamente del estado de ánimo de un funcionario del SAG, que tiene el poder de decidir el futuro de un pequeño monito».

El Centro de Primates continua siendo la opción más adecuada para la rehabilitación de monos en $hile. Los animales no pueden seguir siendo vistos como recurso productivo, no permitamos que los zoológicos sigan acrecentando el número de animales en cautiverio con la complicidad de las instituciones.

Para comunicarte o apoyar al Centro de Rehabilitación de Primates de Peñaflor, visita el Instagram @centrodeprimates.